¡A mí me criaron así!

El 4 de julio tuvimos nuestra segunda Jornada de Capacitación Saludable (JOCAS) para padres, en el cual trabajamos temas de crianza, de qué manera la crianza que se nos fue impartida en la niñez es la base para los papás que queremos ser hoy en día.

01

Durante la jornada fue bastante enriquecedor poder compartir cómo las diferentes familias abordaban conductas y situaciones complicadas con sus hijos, y no solo se conversó, sino que por medio de dinámicas pudimos experimentar y evidenciar cómo estas situaciones nos movilizan y nos confrontan con nosotros mismos.

02

Al finalizar la jornada, compartimos algunos puntos que consideramos esenciales para poder ser mejores padres y acompañar a nuestros hijos en su proceso de crecimiento y desarrollo:

03

  • Saber elegir las batallas:

En algunos momentos es más difícil mantener la calma que en otros, pero el poder mantenernos tranquilos ayuda a que los niños tengan espacio para entender y asimilar la situación, y no se acostumbren a responder negativamente. Los adultos son quienes tienen la autoridad, y son quienes deben elegir en qué momentos es propicio dar una lección, y en qué momentos, hay que reconsiderar la norma o ceder, la mejor respuesta es no perder el control.

  • Muestrales el lado más positivo:

Es importante que los chicos entiendan que no solo los miramos cuando se portan incorrectamente, sino que le damos más importancia a los aspectos positivos, de esta manera reforzamos la conducta adecuada y los ayudamos a fortalecer su autoestima y visión optimista de la vida.  enseñarles a ver el lado positivo de cada situación o persona, y sobre todo en ellos mismos, felicitarlos por las cosas que hace con empeño y dedicación, y resaltar sus dones y habilidades.

  • Ser auténtico:

No hay una fórmula para ser adultos, o padres. No tenemos que ser siempre perfectos y correctos, parte de nuestro ser persona auténtica, es cuando reímos, disfrutamos, jugamos, también cuando estamos tristes porque atravesamos un duelo o tuvimos problemas en el trabajo, es importante que tu hijo te vea como persona, también tienes emociones y también te equivocas. En la medida que como padre te aceptes, ellos aprenderán también a aceptarse a si mismos.

  • Permítale intentar hacer sus deberes por sí mismos:

En una primera instancia podemos hacer los deberes con ellos, mostrándoles de qué forma ustedes saben hacerlo, y dándoles la oportunidad de ellos hacerlo e ir descubriendo cual es la mejor forma para ellos, de cumplir con sus deberes. Siempre adecuándolos a su edad y capacidad fomentando que aprendan de sus errores y disfruten la experiencia de aprender.

  • Aprenda a disculparse:

No hay nada de malo en equivocarse, es parte del aprendizaje, pero si es importante reconocer que nos hemos equivocado y pedir disculpas, porque los niños son personas pequeñas que merecen respeto y reconocimiento. A partir de esto, ellos aprenden el valor de las disculpas y construyen una imagen más humana de sus padres.

  • Promueva el autocontrol, el respeto y el autocuidado:

El autocontrol y el cuidado hacen parte del respeto, pero un respeto más hacia uno mismo que hacia afuera. Mediante el autocuidado reconocemos de qué forma nos cuidamos, si nos sentimos mal pero no hacemos nada por mejorar, si comemos demasiados dulces, o si aceptamos cosas que no nos gustan por complacer a los demás, todo esto nos lleva a preguntarnos, ¿me cuido? ¿Cómo me cuido? Los padres tienen una gran responsabilidad, porque son ellos quienes deben enseñar cómo nos cuidamos, y como nos controlamos, pero esto solo será posible si los padres saben autocontrolarse y auto cuidarse, todas las enseñanzas empiezan por el ejemplo.

04

¡La enseñanza empieza en casa y continúa en la escuela, es por esto por lo que los invitamos a ser parte de la comunidad Villa Per Se, como padres agentes de cambio! Los esperamos este miércoles 16 de agosto a las 8:00 de la mañana para nuestro siguiente JOCAS, “Entendiendo el desarrollo emocional de mi hijo

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ser padres hoy… Desafíos actuales

El pasado 15 de junio, se llevó a cabo el primer JOCAS del año en Villa Per Se. Tuvo como título, “Ser padres hoy… Desafíos actuales”. Abordamos juntos cuáles son los problemas más comunes en la convivencia con nuestros hijos, y de igual forma, en comunidad, le dimos respuesta, y lo más importante fue poder compartir y acompañarnos en el proceso de volvernos papás.

Tuvimos un invitado especial, Renato, quien como parte de la familia Villa Per Se quiso compartir su experiencia de tener a sus dos increíbles hijos en el Colegio, dentro de su hermoso discurso queremos compartir un pequeño fragmento que encierra el sentir de nuestro primer JOCAS:

“Por eso estamos acá, creemos firmemente en la comunidad, y creemos firmemente en nuestros hijos. Más allá de nuestras convicciones religiosas, o nuestras convicciones de vida, ellos van a estar listos y nosotros los acompañamos para asegurarnos que se sientan bien, que crezcan felices y aprendan lo que nosotros queremos transmitirles como papás. Si están felices el día de hoy, hemos cumplido con nuestra tarea como padres.”

“Valorar tanto el proceso como la meta.”

“Este compartir en comunidad es una prueba del compromiso que tenemos con el crecimiento de nuestros hijos, para que sean niños solidarios y felices.”

Luego de este conmovedor discurso dimos paso a unas dinámicas donde pudimos compartir y escuchar otras experiencias de ser padres, fue un momento muy rico, del cual hemos extraído algunas ideas construidas en comunidad:

  • Promover el autocuidado y el autocontrol en ellos, esto se va a lograr mediante el autoconocimiento de cada niño
  • Hacer las reglas con ellos, y darles un sentido. No elegir por elegir, sino pensando y construyendo juntos, ¿qué es lo que quiero lograr imponiendo esta regla? e explicarles el por qué de cada regla, en este proceso, si somos receptivos, podemos darnos cuenta como a veces tratamos de imponer nuestro punto de vista.
  • Ayudarles a reconocer sus estados de ánimo, como todos y todo en el mundo, hay días de días, y si descubrimos junto con ellos porque unos días se sienten diferentes a otros, o qué es lo que sienten, vamos a ayudarlos a conocerse mejor.
  • Mientras más nos conozcamos a nosotros mismos, más fácil nos va a ser reconocer qué cosas son nuestras, y que cosas asumimos. Mientras más buenos y pacientes seamos con nosotros, más lo seremos con nuestros hijos.

Al finalizar realizamos un compartir en donde cada padre y madre nos contó qué se llevaban de esta reunión, quisiéramos compartir con ustedes algunas de las bellas respuestas que nos dieron;

¿Qué me llevo?

“Gratitud”, “ganas de hacer las cosas diferente”, “conocerme más para poder entender a mi hijo”, “mejorar como parte de esta comunidad”, “cada niño es un mundo, entusiasmo”, “esperanza”, “agradecimiento”, “aprendizaje”, “poder de la unión”

Foto grupal asistentes JOCAS 01

Foto grupal asistentes JOCAS 01

¡La enseñanza empieza en casa y continua en la escuela, es por esto que los invitamos a ser parte de la comunidad Villa Per Se, como padres agentes de cambio! Los esperamos este 4 de julio a las 8:00 de la mañana para nuestro siguiente JOCAS “¡A mí me criaron así!

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Educar en el valor de solidaridad

solidaridad

No hay nada como disfrutar del calor de las personas que tienen buen corazón. Personas que se preocupan por los demás y hacen todo lo posible para que se sientan bien.

¿Cómo enseñar a nuestros niños a ser solidarios?

Podemos proponer a nuestros hijos que piensen en otros niños de su edad con más necesidades que él o ella. ¿Qué podrían darle? Ayudarlos a buscar entre su ropa y juguetes, envolverlos en papel de regalo con una etiqueta que diga el sexo y edad.

Es momento apropiado para enseñarles a discernir entre lo que desean y lo que realmente necesitan. Sin dejar de reflexionar nosotros mismos: ¿es lógico comprar todo lo que nos piden los niños?, ¿responde a nuestros valores?, ¿realmente podemos colmar de caprichos a los hijos?

Habría que hablarles del significado de ser buen compañero, buen amigo, buena persona. Y de los derechos de los demás, de la dignidad de las personas, de la igualdad, de la paz, del amor al prójimo.

Es momento de dar protagonismo a conceptos como ceder, esperar, cuidar, repartir, ponerse en el lugar del otro, ser cómplice, ser amable, ser educado. Es una buena época para entrenar en la resistencia al cumplimiento de la voluntad individual, en la resistencia a la frustración. Para ello es preciso adoptar un estilo educativo basado en la comunicación fluida, el diálogo, la responsabilidad. Y tener presente lo que es justo o no, lo que es accesorio o necesario, tratando de sacar al niño de su egoísmo y de hacerle ver que, como miembro de una sociedad, de una familia, de un colegio, tiene derechos y deberes.

Educar en el valor de la solidaridad se trata, en definitiva, de un modelo educativo alejado del modelo autoritario en el que los padres imponen sus criterios sin tener en cuenta las necesidades del niño, de modo que éste no elabora criterios sino que asume y aprende a tomar decisiones.[1]

[1] Fuente: www.conmishijos.com

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Tendiendo Puentes con Europa

IMG-20160817-WA0009

El trabajar en Villa Per Se es todo un reto y, a la vez, una experiencia llena de sorpresas. Surgen en el transcurso del día situaciones que nos sorprenden y llenan de satisfacción. Siempre hay movimiento, llegan visitas de lugares muy diversos, todos en la búsqueda de una educación diferente. Nuestras puertas están abiertas a la gente que desee incorporar a su práctica educativa una nueva forma de trabajo. Tenemos una propuesta seria, organizada, planificada y con mucha estructura que es cautivadora para todos.

Así es como, en el mes de julio, el equipo Asiri – Villa Per Se: Ivette Carrión y Janice Roeder fue invitado a participar en un encuentro de Pedagogía Holística en Barcelona y Madrid. Nuestra propuesta metodológica fue muy admirada por los asistentes; todos experimentaron una muestra de lo que era trabajo en oficios o el uso de mandalas como recurso para calmarse, conocerse y sanar a grandes y chicos.

El encuentro en Barcelona convocó a muchas personas que compartían el deseo de hacer un trabajo personal a través del SENTIR- HACER – PENSAR y trabajar de manera más sensible en la rama laboral a la que pertenecieran. Es fascinante conocer a profundidad el significado de los colores que utilizamos al pintar o que al crear un mandala usando diversos materiales, llámese piedras, telas, flores, arena, o lo que tengamos a mano, siempre podemos crear y expresar belleza. Saber que cada espacio que llenamos al colorear responde a un aspecto de nuestra vida personal, nuestra familia, nuestro entorno; ir sanando heridas a través de este trabajo es mágico y especial. Lo más importante es que nuestros niños desde los tres años tienen a su alcance estos recursos en la escuela y son una vía para procesar y transformar sus emociones y, por ende, sentirse cada vez más felices.

La gente en España llegaba de diferentes pueblos, todos estaban muy entusiasmados por nuestra manera de trabajar y nos decía que este tipo de metodologías son las que buscan hoy en día, de tal manera que los niños y niñas sean capaces de tomar decisiones, sean fieles a sus principios y luchen por sus ideales. Siempre debemos recordar que estamos trabajando con los líderes del mañana. El mundo está cansado de la educación tradicional que forma robots en serie, una educación rígida que no promueve la experimentación ni respeta los procesos o los sentimientos de los niños. Todos veían a Villa Per Se como el ejemplo del cambio del paradigma educativo y se emocionaban diciéndome: “¡Qué suerte trabajar en un colegio como el tuyo!” Algunos se mostraban muy interesados en viajar al Perú para vivir este cambio, otros se están organizando y planean abrir escuelas similares en ese continente. Da mucha alegría saber que pronto tendremos muchos colegios hermanos en Europa.

El segundo curso se llevó a cabo en la Universidad de Educación a Distancia UNED y de la misma manera se presentó al método Asiri y al colegio Villa Per Se como una alternativa diferente, especialmente diseñada para los niños y niñas de hoy. Trabajamos Pedagogía Ancestral y nuevamente los oficios fueron los grandes protagonistas. Es importante recordar que nosotros trabajamos los proyectos a través de catorce oficios: 7 internos y 7 externos pues pretendemos activar ambos hemisferios del cerebro. Es ese el balance y la armonía que buscamos lograr en nuestro colegio a lo largo de los treinta y tres proyectos que desarrollamos cada año.
El grupo humano que se reunió en este viaje fue de una fuerza poderosa, los lazos de amistad se hicieron muy estrechos. A diario continuamos intercambiando ideas, sueños, estrategias y sonrisas. Trabajar sobre nuestros ancestros, valorarlos, respetarlos, darles su lugar es primordial para poder trabajar en nuestro presente y nuestro futuro. Es delicioso para adultos, jóvenes y niños el poder trabajar con materiales que nos brinda la naturaleza. Poder danzar, pintar y crear belleza, ya sea a partir de madera, barro, hilos, flores, hojas, telas, y demás materiales que tengamos a disposición. Es a través de los proyectos y oficios que podemos abarcar todas las áreas curriculares del país en el que nos encontremos y esos aprendizajes vivenciales y espirituales son los que perduran en nuestros recuerdos para siempre y con especial cariño.
En ambos casos mi misión fue compartir con docentes de diferentes lugares del mundo mi trabajo en Villa Per Se. Contarles cómo los mandalas forman parte importante en nuestra programación semanal, cómo nuestros pequeños disfrutan coloreando y piden uno cuando lo sienten necesario. Los niños están aprendiendo a utilizar estrategias que los ayuden a calmarse como respirar, relajarse, meditar, hacer yoga, etc. Les conté que durante la semana tenemos presentes por lo menos tres oficios, que los chicos disfrutan al trabajar albañilería, carpintería, astronomía, entre otros, y que, además, lo hacemos en inglés; estos hechos sirven de motivación e inspiración para muchos otros educadores.
Hay mucho interés en nuestro trabajo. Es importante continuar esparciendo por el mundo esta metodología y saber que Villa Per Se es un colegio pionero, nos enorgullece. Sabemos por experiencia que sí es posible tener niños interesados, activos y felices, trabajando y aprendiendo mediante proyectos. Esta primera experiencia alienta a muchos otros a iniciar proyectos como el nuestro. También pude contarles que en mi colegio veo a los padres igual de felices, ellos son escuchados y pueden acceder a terapias complementarias, como las Flores de Bach, alineamiento de chakras y otros, si lo desean, pues contamos con un departamento Holístico dentro del colegio. De esta manera motivamos a las familias a usar más productos naturales, alimentarse saludablemente y recibir una educación completa integrando mente, cuerpo y espíritu.
Deseo que tanto nuestros estudiantes como todos los niños que hoy en día acuden a las aulas, sean felices, empoderados y audaces. Jóvenes libres, que se preocupen por los demás, por la naturaleza y el medio ambiente, seguros de sí mismos, alegres y con ganas de vivir.
La oportunidad de compartir con tanta gente maravillosa el compromiso de continuar trabajando en pro de la niñez es maravillosa. Seres humanos que valoran el camino que va abriendo Villa Per Se y desean continuar con este trabajo. Hemos prometido estar en contacto permanente y realizar actividades donde niños de diferentes países se encuentren y puedan conversar sobre sus sueños e intereses. Las maestras y maestros continuaremos intercambiando materiales educativos, ideas y recursos que enriquezcan nuestra práctica docente. De más está decirles que los esperamos en Villas Per Se para aplicar lo trabajado.
Con este primer contacto siento que el mundo se va haciendo más cercano, tejemos puentes y abrimos caminos de esperanza y aliento en pro de una mejor educación. Somos muchos los que apostamos por el mañana y queremos trabajar por el cambio. En este viaje comprendí que estamos por buen camino y que no estamos solos.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Talleres de Oficios en Villa Per Se

_MG_3881 (1)

Durante 20 años de investigación y experimentación con niños que le llevaban a terapias, Ivette Carrión, creadora del Método Asiri, notó que estos niños que necesitaban tratamientos por déficit de atención, hiperactividad y otros tantos diagnósticos de hoy en día, disfrutaban mucho haciendo diferentes tipos de labores. Pudo constatar que el trabajo con madera, el martillar, el armar, el crear y dar forma a los materiales de reciclaje y otros; el pintar, el jugar con arena y arcilla llenaban sus expectativas y lograban concentrarlos y entretenerlos. Así es como los oficios se convirtieron en el corazón de este método de enseñanza.

También pudo ver cómo disfrutaban haciendo proyectos y cómo éstos necesitaban integrar  más de un área de aprendizaje, a diferencia de presentar los cursos separados y aislados como se enseñaba antes y, probablemente, aún hoy se enseña así en muchas escuelas.

Entonces, la combinación proyecto – oficios parecía muy potente, por lo cual, estructuró proyectos semanales que cumplieran con la estructura curricular del Ministerio de Educación grado por grado. Estos proyectos debían tener un inicio, un proceso y un final porque era necesario mantener una ESTRUCTURA, debían ir a la par con el DCN y, lo más importante, TENÍA QUE CAPTURAR LA ATENCIÓN DEL NIÑO/JOVEN PARA INVOLUCRARLO Y HACERLO DISFRUTAR DEL PROCESO DE APRENDIZAJE.

De esta manera,  el inicio sería EL SENTIR, el proceso sería EL HACER y el final sería EL PENSAR, dándole el cierre al proyecto para pasar al siguiente. Hay quienes piensan que trabajar de esta manera puede ser desorganizado ya que rompe con el paradigma de la educación tradicional pero  Ivette pensó en todo: Los proyectos son trabajados desde diferentes áreas (o cursos) a través de los oficios, permitiendo a los niños y jóvenes EL HACER.

Para llevar a cabo estos proyectos contamos con nuestras aulas – taller, es decir, los salones  cuentan con todo lo necesario para  implementar uno o dos oficios.

Así es como tenemos nuestra aula – taller de Alfarería y Escultura, otra de Textilería, una aula para Danza y así, las de Teatro, Pintura, Cocina, Carpintería, Agricultura (además de las TiNis del biohuerto), Albañilería, Filosofía, Astronomía y Música y, finalmente, Ingeniería.

Además del trabajar con oficios dentro de cada proyecto; tenemos una hora semanal de Carpintería, donde se diseñan otros proyectos; asimismo, tenemos una hora de Albañilería donde pueden preparar bloques de adobe o eco ladrillos con botellas plásticas rellenas con materiales reciclables y especialmente de los no reciclables (por ejemplo, envolturas metálicas de galletas y piqueos). También tienen dos horas de Música, otra de Arte, dos para psicomotricidad. De esta manera, EL APRENDIZAJE SE HACE DIVERTIDO Y DE CONTINUO MOVIMIENTO.

Los chicos pasan de un salón a otro como en la universidad, para desarrollar, desde pequeños,  el oficio que corresponde. Es preciso cuidar cada detalle durante la programación y organización de la semana,  de tal manera que el uso de las aulas – taller sea fluido. Integrar proyectos con oficios para enseñar lo que el Diseño Curricular Nacional exige, teniendo presente iniciar la semana con el sentir, continuar dando énfasis al hacer, para terminar con el pensar o meta cognición, que es muy importante para la evaluación de los maestros pero, más aún, para los mismos estudiantes. ¿SE PUEDE PEDIR MÁS ESTRUCTURA?

Y los chicos se vuelven hábiles en uno u otro oficio y saben cuál(es) les gusta y les permite conocer lo que quieren estudiar desde edades tempranas.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aprendo a Mi Tiempo, no al Tuyo

“Quien te escribe soy tu estudiante, soy un niñ@ que está aprendiendo de todo en la vida de a poquitos y cuando mi mamita o papito me dejan en el colegio, sólo dependo de ti.
Tengo 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 11años.
No lo sé todo, a veces no sé nada porque me llevaron a un médico que dice que tengo trastornos de no sé qué en mi cabecita.

¿Sabes? No entiendo qué es eso, lo peor es que en mi casa tampoco lo entienden, mi mami pelea con mi papá y le dice que es su culpa. Pero creo que es la mía porque…… no sé comportarme: No cumplo reglas, tiro mi mochila, pateo la silla, pego y muerdo a mis compañeritos, me escondo en el salón para que nadie me vea.
No juego con nadie de mis compañeros porque no puedo hablar bien, tampoco oigo, ellos no me entienden.
Hago movimientos raros que les molestan a las personas grandes, pero mi cabecita dice una cosa y mi manito hace otra.

Tengo miedo y estoy muy asustado! Me siento muy triste y tampoco sé expresarlo porque nadie me enseña, ni me dice a mí qué es un trastorno, qué es este problema. Hay consecuencias, me dicen! Quizá haga peor las cosas.

Cuando te veo en el colegio yo espero que tú, mi profesora, me ayudes. Te veo todos los días y siento que te quiero, eso sí lo sé. Siento que tú me guías, que me enseñas, que me abres mi loncherita para que coma lo que mami me envía. Yo te pido……. que trates de entenderme, tenerme paciencia, no me grites ni te alteres, no te pongas nerviosa, no me ignores cuando mi crisis es extrema, estoy perdido entre mi casa y mi escuela, qué será de mí cuando esté más grande.

Tengo problemas, sí, acéptame como soy; cuando mi mano y mis dedos se mueven solos, te digo “¡ Ayudame!”, cuando me porto mal y no cumplo reglas, ¡entiendeme! Cuando pateo la mesa o la silla, sólo abrázame, no me digas con tono fuerte ¡Aquí hay consecuencias! Porque las consecuencias cuando sea grande tú no las verás.

Tengo miedo cuando llamas a mi papito o mami, porque ellos también pierden la paciencia y me pegan o me comparan con mi hermanito que no da problemas. O no me sacan a la calle por vergüenza, para que no les pregunten por mí. Como ves, también tengo muchos problemas y eso que soy chiquito.

Ten tolerancia, paciencia, hazme reír, búscame para ayudarme, dame tu tiempo. Voy a intentar cambiar, porque aún soy pequeño pero, a medida que crezca, iré cambiando para mejor, o quizá siga así. Nadie lo sabe.

Escucho que quieres que te den tips para corregirme pero no los hay quizás, ¿sabes por qué?  Porque soy Un Ser Humano, soy individual, nací con lo que tengo, es posible que no cambie nunca. Sólo tengo un nombre……… el que me pusieron mi mamá y papá, y el otro que me puso ese médico al que me llevaron, porque dicen que soy diferente.

Pero también tengo algo que decirte, y eso sí lo siento: Te quiero mucho.”

Ahora, quien escribe es una psicóloga: “Profes, no hay tips, sólo nombres de los diagnósticos, ellos irán cambiando. Los niños irán creciendo, los verán llegar a sus metas, despacio y a sus tiempos, no a los suyos.
Todos sus  niños son especiales.”

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Proceso de Lectoescritura y Recomendaciones para Reforzar Aprendizajes

Muchos padres nos preguntan: ¿Cómo aprendemos lectoescritura y matemáticas?

La respuesta es, de la misma forma en que aprendemos todo en Villa Per Se, mediante interesantes proyectos y con una estructura que no se nota por ser muy divertida. Cada semana damos énfasis a diferentes temas y objetivos. Allí integramos las áreas de aprendizaje. Partimos del SENTIR, generalmente con una historia donde se presentan problemas que los alumnos ayudan a resolver, allí se ponen en el lugar del otro, buscan alternativas de solución, experimentan diferentes emociones, etc. Luego viene el HACER, donde se pone a prueba su imaginación, iniciativa, proactividad, y elaboran un producto. Finalmente está el PENSAR donde los aprendices recuerdan el proceso desde el inicio, ¿qué hicieron? ¿Cómo lo hicieron? Evalúan si funcionó, para qué sirvió, qué salió bien, qué pueden mejorar, lo cual, sería la “meta cognición” y que ASIRI denomina “ingeniería inversa”.

¿Cómo es la lectoescritura?

Basándonos en un enfoque constructivista, la primera palabra que los niños escriben es su nombre, nada más cercano a ellos mismos, conocen las letras de su propio nombre y poco a poco conocen cómo se escriben los nombres de sus compañeros y los nombres de sus padres. Consideramos que si no hay emoción, no habrá aprendizaje. Por este motivo, en Villa Per Se no tenemos reglas para presentar las letras. Imagínense si una niña se llamara Zaida o Zoe, lo que tendría que esperar para que su nombre pudiera ser escrito y reconocido por sus amigos si tuviéramos que respetar un orden particular.

En lo que ponemos especial atención es en el trazo correcto de número y letras. Lo hacemos desde pequeños para evitar fijar malos patrones. Lo mismo que con el correcto uso de las herramientas como tijeras, lápices, plumones, etc. El trazo es siempre de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha.

Otra pregunta que hacen los padres es ¿Cómo puedo ayudar desde casa?

Aquí les dejamos algunos consejos, sobre todo ahora que entran de vacaciones:

Leer cuentos a sus hijos antes de dormir es un hábito maravilloso que tendrá efectos importantes en los pequeños ya que aumenta su vocabulario, comprensión y atención, entre otros beneficios de relación padre-hijo.

Jugar en el carro juegos como: Ha llegado un barco cargado de…frutas. (Colores, animales, etc.)

Jugar Veo – Veo en la calle, en la casa, en el carro y describes algo que estás mirando nombrando el color, la forma, el uso, el sonido, etc.

Hacer adivinanzas, inventar rimas divertidas usando sus nombres o inventar palabras graciosas y largas o cortas.

Ha llegado un barco cargado de palabras que empiezan con el sonido: ma, pa, la, vocales, etc.)

Cantar muchas canciones, repetir trabalenguas, memorizar rimas, poesías y otros es también muy útil.

Los  juegos de mesa con dados y tableros: dominó, ludo, tres en raya, escaleras y serpientes, etc. Son una ayuda increíble para las matemáticas, ya que cuentan y suman pero también sirve para respetar turnos y tolerar la frustración.

Otros juegos recomendados para reunir a la familia son: cartas, casino, UNO, Twister, charadas, Pictionary, Clue, Monopoly, Cranium, etc.

Salir al parque, correr, saltar, patear pelotas, lanzar y agarrar pelotas en el aire, trepar árboles, chapadas, escondidas, cucurucho, soplar burbujas, jugar con globos.

Observar animales y describirlos, inventar adivinanzas sobre ellos.

Preparar masas, sándwiches, jugos en la cocina.

Experimentar usando todos los sentidos con diferentes texturas.

Poner la mesa: si somos 4. ¿Cuántos vasos necesitamos? ¿Cuántos individuales? Etc.

Doblar las servilletas en triángulos, servir el refresco en los vasos, rayar la zanahoria, pelar arvejitas, pelar huevos duros, mandarinas, plátanos, ayudan a desarrollar la motricidad fina.

Si una pizza tiene 8 pedazos y somos 4. ¿Cuánto le toca a cada uno? (matemáticas)

Si tenemos 2 manzanas y somos 4 en la mesa. ¿Qué podemos hacer? (matemáticas)

Describir una foto familiar, un cuadro (comunicación, desarrollo del lenguaje)

Contar un cuento, inventar un cuento, recordar una película (organización del pensamiento, secuencia, orden, etc.)

La vida cotidiana es un continuo aprendizaje, el tiempo que pasas con tus hijos es muy importante pues de esa interacción salen mil preguntas y experiencias. Date un tiempo para escucharlo y conversar. Presta atención y verás que cada día surgen nuevos retos.

En Villa Per Se los niños y niñas juegan todo el día, por eso son felices, pues el juego es  para nosotros la mejor oportunidad de aprendizaje. Estas actividades, llevadas con mucha creatividad, de la mano del Diseño Curricular Nacional del Ministerio de Educación, hacen que el aprendizaje sea divertido y, por lo tanto, grabado en sus mentes…para no irse nunca.

Muchos padres nos preguntan: ¿Cómo aprendemos lectoescritura y matemáticas?

La respuesta es, de la misma forma en que aprendemos todo en Villa Per Se, mediante interesantes proyectos y con una estructura que no se nota por ser muy divertida. Cada semana damos énfasis a diferentes temas y objetivos. Allí integramos las áreas de aprendizaje. Partimos del SENTIR, generalmente con una historia donde se presentan problemas que los alumnos ayudan a resolver, allí se ponen en el lugar del otro, buscan alternativas de solución, experimentan diferentes emociones, etc. Luego viene el HACER, donde se pone a prueba su imaginación, iniciativa, proactividad, y elaboran un producto. Finalmente está el PENSAR donde los aprendices recuerdan el proceso desde el inicio, ¿qué hicieron? ¿Cómo lo hicieron? Evalúan si funcionó, para qué sirvió, qué salió bien, qué pueden mejorar, lo cual, sería la “meta cognición” y que ASIRI denomina “ingeniería inversa”.

¿Cómo es la lectoescritura?

Basándonos en un enfoque constructivista, la primera palabra que los niños escriben es su nombre, nada más cercano a ellos mismos, conocen las letras de su propio nombre y poco a poco conocen cómo se escriben los nombres de sus compañeros y los nombres de sus padres. Consideramos que si no hay emoción, no habrá aprendizaje. Por este motivo, en Villa Per Se no tenemos reglas para presentar las letras. Imagínense si una niña se llamara Zaida o Zoe, lo que tendría que esperar para que su nombre pudiera ser escrito y reconocido por sus amigos si tuviéramos que respetar un orden particular.

En lo que ponemos especial atención es en el trazo correcto de número y letras. Lo hacemos desde pequeños para evitar fijar malos patrones. Lo mismo que con el correcto uso de las herramientas como tijeras, lápices, plumones, etc. El trazo es siempre de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha.

Otra pregunta que hacen los padres es ¿Cómo puedo ayudar desde casa?

Aquí les dejamos algunos consejos, sobre todo ahora que entran de vacaciones:

Leer cuentos a sus hijos antes de dormir es un hábito maravilloso que tendrá efectos importantes en los pequeños ya que aumenta su vocabulario, comprensión y atención, entre otros beneficios de relación padre-hijo.

Jugar en el carro juegos como: Ha llegado un barco cargado de…frutas. (Colores, animales, etc.)

Jugar Veo – Veo en la calle, en la casa, en el carro y describes algo que estás mirando nombrando el color, la forma, el uso, el sonido, etc.

Hacer adivinanzas, inventar rimas divertidas usando sus nombres o inventar palabras graciosas y largas o cortas.

Ha llegado un barco cargado de palabras que empiezan con el sonido: ma, pa, la, vocales, etc.)

Cantar muchas canciones, repetir trabalenguas, memorizar rimas, poesías y otros es también muy útil.

Los  juegos de mesa con dados y tableros: dominó, ludo, tres en raya, escaleras y serpientes, etc. Son una ayuda increíble para las matemáticas, ya que cuentan y suman pero también sirve para respetar turnos y tolerar la frustración.

Otros juegos recomendados para reunir a la familia son: cartas, casino, UNO, Twister, charadas, Pictionary, Clue, Monopoly, Cranium, etc.

Salir al parque, correr, saltar, patear pelotas, lanzar y agarrar pelotas en el aire, trepar árboles, chapadas, escondidas, cucurucho, soplar burbujas, jugar con globos.

Observar animales y describirlos, inventar adivinanzas sobre ellos.

Preparar masas, sándwiches, jugos en la cocina.

Experimentar usando todos los sentidos con diferentes texturas.

Poner la mesa: si somos 4. ¿Cuántos vasos necesitamos? ¿Cuántos individuales? Etc.

Doblar las servilletas en triángulos, servir el refresco en los vasos, rayar la zanahoria, pelar arvejitas, pelar huevos duros, mandarinas, plátanos, ayudan a desarrollar la motricidad fina.

Si una pizza tiene 8 pedazos y somos 4. ¿Cuánto le toca a cada uno? (matemáticas)

Si tenemos 2 manzanas y somos 4 en la mesa. ¿Qué podemos hacer? (matemáticas)

Describir una foto familiar, un cuadro (comunicación, desarrollo del lenguaje)

Contar un cuento, inventar un cuento, recordar una película (organización del pensamiento, secuencia, orden, etc.)

La vida cotidiana es un continuo aprendizaje, el tiempo que pasas con tus hijos es muy importante pues de esa interacción salen mil preguntas y experiencias. Date un tiempo para escucharlo y conversar. Presta atención y verás que cada día surgen nuevos retos.

En Villa Per Se los niños y niñas juegan todo el día, por eso son felices, pues el juego es  para nosotros la mejor oportunidad de aprendizaje. Estas actividades, llevadas con mucha creatividad, de la mano del Diseño Curricular Nacional del Ministerio de Educación, hacen que el aprendizaje sea divertido y, por lo tanto, grabado en sus mentes…para no irse nunca.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Nuestro Primer Campamento

Miércoles 22 de Junio 2016, empieza la aventura, los niños llegan emocionados cargados de mochilas, despidiéndose de sus papás y mamás. Por otro lado, veo la cara de los padres más nerviosos y hasta con lágrimas en los ojos, quizá pensando que no lo van a poder hacer, prediciendo que van a querer que los recojan apenas lleguen. Felizmente todos esos pensamientos estaban errados, ha sido una experiencia maravillosa, llena de aprendizaje, amor, crecimiento, estrechando lazos que van a durar mucho tiempo.

Las actividades estaban perfectamente programadas y cronometradas…en el camino me voy dando cuenta de que el objetivo del paseo no se remite solo a eso, hay que SENTIR, hay que dar tiempo a disfrutar de cada vivencia, no hay por qué apurarnos, no hay por qué hacerlo todo, si los niños desean más tiempo para explorar en la ribera del río, pues, dejémosles. Me pregunto cuántos de ellos han visitado antes un lugar como éste, cuántos viven en departamentos y se lavan las manos cada vez que se ensucian, cuántos de ellos nunca antes observaron piedras, ramas, bichos, tantas cosas como lo están haciendo en este momento. Quiero guardar este paisaje en mi retina para siempre, escucho a los niños conversando tan felices de temas científicos como ¿Por qué ese sapo es blanco? ¿De dónde salió este hueso? ¿Por qué estas piedras son más lisas? ¿Por qué hay algas al fondo del agua? ¿Ese es un pez o un renacuajo? Todos se ayudan a cruzar de un lado al otro, bajan sentados un camino empinado, los más intrépidos van adelante, los demás los siguen. Caminan usando palos a manera de bastón, luego los usan como cañas de pescar, los comparan, ¿Cuál es más largo?

Les toca tomar decisiones, qué desean tomar de desayuno, cada uno se sirve, llevan sus platos, hay jugos de diferentes frutas, yogures, fruta fresca, ellos pelan sus plátanos, mandarinas, sus huevos duros, repiten la comida que más les gustó, prueban sabores diferentes sin ninguna presión.

Para muchos es la primera vez que se bañan solos, son responsables de cuidar su ropa, de ver si está sucia o limpia. Elijen cómo se van a vestir cada día. Combinan como les provoca y todo se ve bien, hay muchos colores, se nota alegría, orgullo de estar creciendo.

En la noche hay fogata, marshmellows y hasta el esperado cuento de terror, los más grandes dicen que ese cuento da más pena que miedo, otros gritan y corren con esa mezcla de curiosidad y temor, nos vamos a la cama exhaustos riendo felices contando las anécdotas del día hasta quedar dormidos, las voces se van apagando hasta llegar al silencio total.

Segundo día, caminata a las ruinas, en fila los exploradores caminan curiosos al descubrir que en ese lugar hace muchos años vivieron “los antiguos peruanos” como hemos decidido llamarlos. Ven las paredes hechas de barro de la misma manera que ellos hacen en su taller de “Masonry” con Edu y Fiorella; encuentran huesos, pedazos de cerámica, piedras, ramas y empiezan las teorías ¿De dónde viene esto? ¿Qué pasó con la gente que vivió aquí? Se murieron, dice un niño, pelearon guerras y los mataron, dice otro. Los incas sólo vivieron en Cuzco, dice una niña, ¡NO! Vivieron por todo el Perú, ¿verdad? La maestra les devuelve la pregunta, ¿tú qué crees? Es maravillosos escuchar a cada uno con sus hipótesis y teorías tratando de explicar qué sucedió. Es lindo que algunos usen su imaginación para inventar, otros partan de lo que les contaron sus padres, otros complementan sus ideas, se hablan con respeto, todo vale, así continúan aprendiendo, así van hilando un conocimiento con el siguiente. Estar en las ruinas, es algo poderoso, no las están viendo en la computadora, son parte de la historia, es emocionante, es vivenciar y transportarte al pasado de forma mágica.

Esta noche es todo un reto, hay más cansancio, más aventuras, empiezan a manifestar que extrañan a su mamá, a su papá y demás familiares, algún niño llora, entonces empieza una cadena de empatía, niños preocupados por sus amigos, abrazos, frases de cariño, consejos, se cuidan, se quieren, este es el momento en el que se ve la preocupación de unos por otros, se sienten parte de una tribu, se protegen, se calman, surge un vínculo fuerte de amistad, se sienten mejor, se calman unos a otros. Las maestras contienen, están presentes pero son los niños y niñas quienes resuelven y son protagonistas de esta situación tan íntima que quedará impresa en sus corazones y en los nuestros también.

Último día, ya se sienten dueños del lugar, corren y juegan desde muy temprano, todos se han bañado…o casi todos, están en el saltarín muy emocionados, ya empacaron y ordenaron, han tendido sus camas y revisaron el cuarto, todo está perfecto. ¡Lo han logrado! Dos noches fuera de casa. Los veo más grandes, han crecido tanto, se siente en el ambiente, los veo más unidos, luego de esta experiencia, son familia. Se dan cuenta si falta uno antes que las maestras, buscan a todos, se reúnen, entran al comedor para el desayuno. Las caras son de tranquilidad, de felicidad, saben que pueden hacer muchas cosas sin ayuda. Son campeones, están listos para volver a casa a contar a sus padres todo lo vivido. Una gran experiencia, debemos confesar que también teníamos miedo pero todos lo hemos logrado. Estamos listos para la siguiente aventura.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ramadán

Este mes de junio es el mes de ayuno islámico. Para los musulmanes se trata de un momento muy especial del año, hay quien lo explica como si fuera una Navidad que dura un mes. Cada noche, al ocultarse el sol, se rompe el ayuno y, cada ruptura (se le suele llamar ‘iftar’), vendría a ser una especie de Nochebuena. Las familias se juntan, los amigos se llaman y se felicitan. Es un ambiente festivo porque el Ramadán brinda a los creyentes una oportunidad única de reforzar su relación con Dios –Allah [que es como se refieren a Dios los musulmanes] y a la vez se estrechan los lazos comunitarios. Cada noche, tras la última de las cinco oraciones diarias -el ayuno se rompe tras la cuarta– hay un rezo especial y las mezquitas se llenan. Es un momento importante para los musulmanes. Decir ‘Feliz Ramadán’, ‘Ramadán Mubarak’ o ’Ramadán Kareem’, por ejemplo, es un bonito gesto para con ellos. Los musulmanes tienen la firme voluntad de ayunar y lo hacen convencidos de los beneficios que les reporta. El ayuno es no comer ni beber desde que sale hasta que se oculta el sol. Quienes quieran tener un detalle con un musulmán en estas fechas, regalar unos dátiles o algún dulce (que no lleve manteca de cerdo) es una buena idea.

Pero ¿por qué ayunan todo un mes? En resumidas cuentas es uno de los cinco pilares del islam, es decir, una obligación para los musulmanes. En este noveno mes del calendario lunar, que rige el calendario islámico y, por ello, la fecha cambia cada año, el Corán fue revelado al Profeta Mahoma, como una Guía para alcanzar el éxito en esta vida y en la otra. A quienes ayunan con sinceridad les son perdonadas las faltas, además de que en este mes todas las buenas obras tienen una mayor recompensa. Es un momento de recarga espiritual y de estrechar los lazos y saldar rencillas con la familia y la comunidad. Además, los musulmanes creen que el ayuno les reporta beneficios físicos y les ayuda a conectarse con los que menos tienen y ser así más generosos, entre otras cosas.

Los otros cuatro pilares son: la profesión de fe, es decir, creer de corazón en que Allah es uno y único y que Mahoma es su Profeta; el rezo, que se hace cinco veces al día a diferentes horas que cambian con el movimiento del sol; el pago de la limosna anual, cuyo valor corresponde a un porcentaje concreto de los ahorros de cada musulmán, y la peregrinación a La Meca, si se dispone de salud y medios. A pesar del ayuno y de las dificultades que entraña, los musulmanes suelen mantener sus obligaciones cotidianas. El mundo no se para. Como muestra de respeto y solidaridad, otras iglesias suelen acudir a actividades diversas en mezquitas, iglesias y sinagogas para mostrar que “es posible ser alguien con valores occidentales y liberales y a la vez ser musulmán”.

La mejor manera de entender las creencias de otros es, asegura, compartiendo experiencias. El Islam es una religión de paz y amor, como todas, y los chicos de Villa Per Se así lo aprendieron durante este mes.

¡Feliz Ramadán!

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Afirmaciones Positivas

Este mes estamos con nuestras afirmaciones positivas para poder trabajarlas en conjunto casa y escuela.

¿Qué son las afirmaciones positivas?

Son declaraciones que manifestamos y queremos que sean ciertas para nosotros.

Cómo funcionan en nuestra mente?

Funcionan  con una idea. A manera de sinónimo, podemos identificar una imagen, un símbolo, un pensamiento como la voluntad de llevar a cabo una acción.

Estas afirmaciones positivas también ocurren con nuestras vidas personales: según pensemos, según visualicemos nuestras vidas, así será nuestra realidad y nuestra experiencia.

Es muy importante tener en cuenta cómo hablamos, pues las palabras son energía y cuando estamos hablando, estamos creando. Estar, así, atentos al lenguaje que utilizamos, tanto en nuestra relación con los demás, como con nosotros mismos (nuestro diálogo interior) es esencial. Y aquí es donde entran en juego las afirmaciones positivas.

Debemos tener en cuenta que nuestra mente no entiende el “no”, directamente lo elimina como si no existiese en la oración. Así, si nosotros decimos “no quiero estar enfermo”, nuestra mente se salta el “no” y se queda únicamente con el “quiero estar enfermo”. De ahí la importancia de utilizar palabras y oraciones en positivo/afirmativo.

Las afirmaciones positivas deben tener tres elementos básicos

·         Estar redactadas o dichas en primera persona, utilizando el tiempo verbal presente y usando un lenguaje positivo/afirmativo.

·         Deben tener un efecto emocional.

·         Deben ser ciertas para ti.

A continuación, una lista de 50 afirmaciones positivas para decirle siempre a los niños.

Mostrarle tu confianza

  • “Confío en ti”.
  • ”Creo en ti“.
  • ”Respeto tu decisión“.
  • “No es tan fácil, pero sé que podrás lograrlo”
  • “Estás haciendo lo correcto“.
  • ”Entiendes bien lo que pasa”
  • “¿Cómo lo lograste?”
  • ”¡Enséñame cómo lo haces!“.
  • ”Lo haces mejor que antes, estás mejorando aún más“
  • “Me parece que lo haces bien”.

Reconocer el esfuerzo y/o el sufrimiento

  • ”Veo que trabajaste mucho para lograrlo“.
  • ”Veo que te esforzaste mucho, sigue así“.
  • “Te esforzaste y te salió muy bien”
  • “Me gusta cómo lo haces“
  • ”Me imagino cuánto tiempo tardaste en hacerlo, así se hace”
  • “¡Sé cuánto te esforzaste para lograrlo!”
  • “Has debido planearlo muy bien para que resultara algo tan bueno“
  • ”Tus esfuerzos se recompensaron con un buen resultado, te felicito“

Agradecer por el tiempo que han pasado juntos

  • “El tiempo que pasamos juntos es muy importante para mí”.
  • ”Ya estoy esperando a que juguemos mañana“
  • ”Eres alguien interesante”.
  • “Me gustó mucho jugar contigo”.
  • “Estoy feliz de tenerte cerca“.
  • ”Me siento muy bien a tu lado”.

Ayudar a valorar el resultado

  • “¿Y a tí qué te parece?”
  • ”Me imagino que debes sentirte muy bien“
  • ”¿Y qué es lo que más te gusta?“
  • “¿Qué opinas de eso?”
  • ”¿Te gusta cómo quedó?“
  • ”¿Qué piensas, te salió mejor que la vez pasada?“
  • “¿Cómo te sientes respecto a eso?”

Agradecer por la ayuda o contribución

  • “Muchas gracias por haber….(cuando es algo positivo)“.
  • ”Gracias por lo que hiciste”.
  • “Gracias por tu ayuda”.
  • ”Gracias por entenderlo“.
  • ”Eso me ayuda mucho, te lo agradezco“.
  • “Eres un muy buen ayudante”
  • ”Gracias a tu ayuda tardé menos en acabar“.
  • ”Como me ayudaste ahora todo está limpio“.

Describir lo que ves

  • “¡Wow, qué limpia está tu habitación!”
  • “¡Qué bien que la cama esté tendida!“
  • ”¡Qué colores tan vivos los que usas!”
  • “¡Veo que te has esforzado mucho!”
  • “¡Tú mismo lo hiciste, te felicito!“

Describir lo que sientes

  • ”Me gusta mucho hacer esto contigo!“.
  • “Me siento feliz de estar en casa”.
  • ”Creo que somos un equipo“.
  • ”Me gusta oirte decir eso”.
  • “Estoy feliz de tenerte”.
  • “Me siento muy bien cuando me ayudas”.

Fuente: ipsyholog

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn