¿Es Necesario el Inicio de Clases el 1° de Marzo o, incluso, antes?

Hablaba con Angélica, Directora del Villa Per Se, y discutíamos sobre el inicio de clases en otros colegios el 1° de marzo y de otros casos en que se hacía incluso antes de esta fecha. Como especialista en educación, yo esperaba sus explicaciones a algo que, como ciudadano común, no entendía. Lo triste es que llegamos a la conclusión de que NO HABÍA UNA REAL RAZÓN PARA HACERLO. “Mientras más leo e investigo, menos razones encuentro para justificarlo”, me dijo.

Las vacaciones eran algo que en nuestra niñez disfrutábamos de una manera fantástica. En nuestro caso, llegábamos a Santa María del Mar a finales de diciembre y sólo pisábamos Lima (la ciudad) cuando teníamos que tomarnos las fotos carnet y comprábamos nuestro uniforme único, pero esto era a finales de marzo y, si teníamos suerte ese año, después de Semana Santa. En todo caso, si las clases comenzaban antes de Semana Santa, pronto la veríamos llegar para despedirnos de Santa María esa temporada. Pero en los últimos años de colegio sufrimos la decisión de las autoridades de comenzar clases el 15 de marzo, con lo cual, perdíamos dos semanas de esas maravillosas vacaciones para tener que ir a las típicas y aburridas clases escolares, un cambio de rutina del cual nunca me recuperé, de la misma manera que toda nuestra generación.

En los balnearios hay la costumbre ahora de despedir la temporada a fines de febrero y las clases de fútbol, tenis y natación de mi hijo pasaron de ser un espacio en el cual un grupo numeroso de niños revoloteaba haciendo deporte y entreteniéndose, a encontrarnos con que hoy sólo 4 participaron de la academia de fútbol. Y el sol sigue firme, quemando como en febrero y las playas están maravillosas…pero se van quedando vacías.

El sol sigue con la intensidad del verano y nuestros hijos tienen que ponerse uniformes, ¡algunos, incluso, con corbata, que los adultos queremos evitar usar nosotros mismos! Por ahí algunos se apiadan y permiten licencias para vestirse “más cómodamente” pero ya lo dicen los meteorólogos cada año que pasa: es inadecuado comenzar clases en pleno verano.

He leído comentarios de padres que piden, “al menos para lo que cobran”, que les pongan aire acondicionado, lo cual tampoco es una solución porque enferma a un niño y luego se esparce el virus entre los demás y terminamos con clases enteras enfermas; son mejores los métodos de ventilación natural que la arquitectura bioclimática permite para esos fines.

Quise ver si el problema era cumplir las horas pedagógicas que exige el ministerio y comprobé que se cumplen con creces, entonces esa no es la razón. Todo comenzó con un colegio que tiene calendario norteamericano y que siempre empezó clases en febrero/marzo pero ellos dan 5 semanas de vacaciones en junio/julio. ¿Por qué los demás debían comenzar a la par si sólo dan dos, o a lo sumo, tres semanas de vacaciones en julio?

Es entonces que me hago las siguientes preguntas:

¿Van a aprender los chicos algo sustancial esas dos semanas de calor agobiante?

¿Se harán genios estudiando dos semanas más?

¿Vale la pena el agobio que se hace pasar a los chicos para aprender más, si ese fuera el caso?

Villa Per Se no se creó solamente para hacer niños y padres felices en el propio colegio, queremos ayudar a que los padres y estudiantes sean felices en la institución educativa que estén y para eso queremos crear conciencia de estos pequeños detalles que pueden hacer una gran diferencia.

MUCHO DE LO QUE SUCEDE EN LOS COLEGIOS ES PORQUE LOS PADRES LO PERMITEN.  Si están de acuerdo con este artículo, acudan a las autoridades de sus colegios y pídanles reconsiderar el inicio de clases para el próximo año. Si no están de acuerdo, no hagan sufrir a los demás, siempre hay actividades extracurriculares, academias o talleres de verano, que son opcionales, en los que pueden inscribir a sus hijos en lugar de enviarlos al colegio y no obligatorios como el inicio de clases en verano con el que sus hijos sufren cada año y con lo que quizás no estén de acuerdo, así como los meteorólogos…y como nosotros.

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn