Las habilidades emocionales

habilidadessociales

Por: Janice Roeder

La sociedad tiende a brindarle protagonismo a la inteligencia racional pensando que esta les va a asegurar el éxito. Sin embargo, son las habilidades emocionales, las que le pueden brindar el bienestar y paz interior que necesitan. Es importante darles un lugar para atenderlas y desarrollarlas en los diferentes contextos y etapas de la vida pues son estas habilidades las que le brindan al ser su humanidad.

Es preciso desarrollar y motivar el trabajo de las habilidades emocionales pues de ellas depende el éxito social de los individuos. Estas están relacionadas unas con otras y conforman un grupo de habilidades que garantizan una efectiva interacción entre las personas. “En el área interpersonal es importante la comprensión de los estados emocionales” Ugarriza,N. Pajares, L.

Con frecuencia las personas no son conscientes de sus sentimientos o no saben manejar adecuadamente sus emociones, de ahí la importancia de saber identificarlas y desarrollarlas para encajar de manera positiva en la comunidad y ser exitoso socialmente. Ser empático, entender las necesidades del otro, comprender sus propios estados emocionales como los de los demás es vital para relacionarse y vivir en sociedad. Es importante darse cuenta del proceso de dar y recibir en una relación con el otro. Ciertas habilidades son básicas para adaptarse a un grupo social, por ejemplo observar sus costumbres, su vocabulario, sus gestos tanto en situaciones agradables y positivas como en situaciones adversas y desagradables.

Los elementos principales que se deben tener en cuenta para el trabajo de las habilidades emocionales y asegurar un éxito a futuro son: el autoconocimiento, identificar, controlar y expresar los sentimientos, controlar los impulsos, poseer la capacidad de posponer la gratificación y por último manejar las situaciones de estrés. Saber diferenciar los sentimientos de las acciones, aprender a tomar riesgos y decisiones saber asumir las consecuencias de las acciones llevará a un mejor manejo de las emociones. Algunas habilidades son de carácter social como escuchar, entender al otro, interpretar sus reacciones, etc. Estos recursos son básicos para el éxito social y ayudan a enfrentar los retos y dificultades que se presenten en el camino. Por lo tanto, se debe atender de manera especial el trabajo de las habilidades emocionales, su descuido o carencia constituye una gran desventaja para el ser humano.

Principales habilidades emocionales:

Conciencia de uno mismo: incluye la conciencia emocional, la valoración de uno mismo y autoconfianza. Estas habilidades apuntan a que el individuo sea consciente de sus propias dificultades y potencialidades y sepa el efecto que estas producen en uno mismo. Se trata de reconocer y contener las emociones pero no de reprimirlas.

Autorregulación: incluye el autocontrol, la fiabilidad, responsabilidad, adaptación e innovación. Apuntan a estar alerta de las emociones que nos activan de manera inadecuada para poder procesarlas de manera saludable, conducirse por una línea de transparencia y honestidad, ser responsable y flexible en el desempeño y aceptar de manera positiva los cambios y nuevas ideas.

Motivación: de logro, de compromiso, iniciativa y optimismo. Estos comprometen el esfuerzo y voluntad para alcanzar las metas individuales y grupales, estar dispuesto a colaborar y solucionar los conflictos y obstáculos que se presenten en el camino.

Empatía: abarca la comprensión de los demás, orientación hacia el servicio, aprovechamiento de la diversidad y la comprensión social es decir darse cuenta de los sentimientos de las personas que nos rodean y ayudarlos.

Habilidades sociales: influencia, comunicación, capacidad de liderazgo, resolución de conflictos de manera asertiva, adaptabilidad al cambio, establecer vínculos, colaboración, cooperación y trabajo en equipo. Todas orientadas a la comunicación y el buen clima, saber negociar y resolver conflictos, ajustar y ceder en el momento necesario.

Janice Roeder McKay
Directora del Colegio Villa Per Se

 

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Educar en el valor de solidaridad

solidaridad

No hay nada como disfrutar del calor de las personas que tienen buen corazón. Personas que se preocupan por los demás y hacen todo lo posible para que se sientan bien.

¿Cómo enseñar a nuestros niños a ser solidarios?

Podemos proponer a nuestros hijos que piensen en otros niños de su edad con más necesidades que él o ella. ¿Qué podrían darle? Ayudarlos a buscar entre su ropa y juguetes, envolverlos en papel de regalo con una etiqueta que diga el sexo y edad.

Es momento apropiado para enseñarles a discernir entre lo que desean y lo que realmente necesitan. Sin dejar de reflexionar nosotros mismos: ¿es lógico comprar todo lo que nos piden los niños?, ¿responde a nuestros valores?, ¿realmente podemos colmar de caprichos a los hijos?

Habría que hablarles del significado de ser buen compañero, buen amigo, buena persona. Y de los derechos de los demás, de la dignidad de las personas, de la igualdad, de la paz, del amor al prójimo.

Es momento de dar protagonismo a conceptos como ceder, esperar, cuidar, repartir, ponerse en el lugar del otro, ser cómplice, ser amable, ser educado. Es una buena época para entrenar en la resistencia al cumplimiento de la voluntad individual, en la resistencia a la frustración. Para ello es preciso adoptar un estilo educativo basado en la comunicación fluida, el diálogo, la responsabilidad. Y tener presente lo que es justo o no, lo que es accesorio o necesario, tratando de sacar al niño de su egoísmo y de hacerle ver que, como miembro de una sociedad, de una familia, de un colegio, tiene derechos y deberes.

Educar en el valor de la solidaridad se trata, en definitiva, de un modelo educativo alejado del modelo autoritario en el que los padres imponen sus criterios sin tener en cuenta las necesidades del niño, de modo que éste no elabora criterios sino que asume y aprende a tomar decisiones.[1]

[1] Fuente: www.conmishijos.com

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Tendiendo Puentes con Europa

IMG-20160817-WA0009

El trabajar en Villa Per Se es todo un reto y, a la vez, una experiencia llena de sorpresas. Surgen en el transcurso del día situaciones que nos sorprenden y llenan de satisfacción. Siempre hay movimiento, llegan visitas de lugares muy diversos, todos en la búsqueda de una educación diferente. Nuestras puertas están abiertas a la gente que desee incorporar a su práctica educativa una nueva forma de trabajo. Tenemos una propuesta seria, organizada, planificada y con mucha estructura que es cautivadora para todos.

Así es como, en el mes de julio, el equipo Asiri – Villa Per Se: Ivette Carrión y Janice Roeder fue invitado a participar en un encuentro de Pedagogía Holística en Barcelona y Madrid. Nuestra propuesta metodológica fue muy admirada por los asistentes; todos experimentaron una muestra de lo que era trabajo en oficios o el uso de mandalas como recurso para calmarse, conocerse y sanar a grandes y chicos.

El encuentro en Barcelona convocó a muchas personas que compartían el deseo de hacer un trabajo personal a través del SENTIR- HACER – PENSAR y trabajar de manera más sensible en la rama laboral a la que pertenecieran. Es fascinante conocer a profundidad el significado de los colores que utilizamos al pintar o que al crear un mandala usando diversos materiales, llámese piedras, telas, flores, arena, o lo que tengamos a mano, siempre podemos crear y expresar belleza. Saber que cada espacio que llenamos al colorear responde a un aspecto de nuestra vida personal, nuestra familia, nuestro entorno; ir sanando heridas a través de este trabajo es mágico y especial. Lo más importante es que nuestros niños desde los tres años tienen a su alcance estos recursos en la escuela y son una vía para procesar y transformar sus emociones y, por ende, sentirse cada vez más felices.

La gente en España llegaba de diferentes pueblos, todos estaban muy entusiasmados por nuestra manera de trabajar y nos decía que este tipo de metodologías son las que buscan hoy en día, de tal manera que los niños y niñas sean capaces de tomar decisiones, sean fieles a sus principios y luchen por sus ideales. Siempre debemos recordar que estamos trabajando con los líderes del mañana. El mundo está cansado de la educación tradicional que forma robots en serie, una educación rígida que no promueve la experimentación ni respeta los procesos o los sentimientos de los niños. Todos veían a Villa Per Se como el ejemplo del cambio del paradigma educativo y se emocionaban diciéndome: “¡Qué suerte trabajar en un colegio como el tuyo!” Algunos se mostraban muy interesados en viajar al Perú para vivir este cambio, otros se están organizando y planean abrir escuelas similares en ese continente. Da mucha alegría saber que pronto tendremos muchos colegios hermanos en Europa.

El segundo curso se llevó a cabo en la Universidad de Educación a Distancia UNED y de la misma manera se presentó al método Asiri y al colegio Villa Per Se como una alternativa diferente, especialmente diseñada para los niños y niñas de hoy. Trabajamos Pedagogía Ancestral y nuevamente los oficios fueron los grandes protagonistas. Es importante recordar que nosotros trabajamos los proyectos a través de catorce oficios: 7 internos y 7 externos pues pretendemos activar ambos hemisferios del cerebro. Es ese el balance y la armonía que buscamos lograr en nuestro colegio a lo largo de los treinta y tres proyectos que desarrollamos cada año.
El grupo humano que se reunió en este viaje fue de una fuerza poderosa, los lazos de amistad se hicieron muy estrechos. A diario continuamos intercambiando ideas, sueños, estrategias y sonrisas. Trabajar sobre nuestros ancestros, valorarlos, respetarlos, darles su lugar es primordial para poder trabajar en nuestro presente y nuestro futuro. Es delicioso para adultos, jóvenes y niños el poder trabajar con materiales que nos brinda la naturaleza. Poder danzar, pintar y crear belleza, ya sea a partir de madera, barro, hilos, flores, hojas, telas, y demás materiales que tengamos a disposición. Es a través de los proyectos y oficios que podemos abarcar todas las áreas curriculares del país en el que nos encontremos y esos aprendizajes vivenciales y espirituales son los que perduran en nuestros recuerdos para siempre y con especial cariño.
En ambos casos mi misión fue compartir con docentes de diferentes lugares del mundo mi trabajo en Villa Per Se. Contarles cómo los mandalas forman parte importante en nuestra programación semanal, cómo nuestros pequeños disfrutan coloreando y piden uno cuando lo sienten necesario. Los niños están aprendiendo a utilizar estrategias que los ayuden a calmarse como respirar, relajarse, meditar, hacer yoga, etc. Les conté que durante la semana tenemos presentes por lo menos tres oficios, que los chicos disfrutan al trabajar albañilería, carpintería, astronomía, entre otros, y que, además, lo hacemos en inglés; estos hechos sirven de motivación e inspiración para muchos otros educadores.
Hay mucho interés en nuestro trabajo. Es importante continuar esparciendo por el mundo esta metodología y saber que Villa Per Se es un colegio pionero, nos enorgullece. Sabemos por experiencia que sí es posible tener niños interesados, activos y felices, trabajando y aprendiendo mediante proyectos. Esta primera experiencia alienta a muchos otros a iniciar proyectos como el nuestro. También pude contarles que en mi colegio veo a los padres igual de felices, ellos son escuchados y pueden acceder a terapias complementarias, como las Flores de Bach, alineamiento de chakras y otros, si lo desean, pues contamos con un departamento Holístico dentro del colegio. De esta manera motivamos a las familias a usar más productos naturales, alimentarse saludablemente y recibir una educación completa integrando mente, cuerpo y espíritu.
Deseo que tanto nuestros estudiantes como todos los niños que hoy en día acuden a las aulas, sean felices, empoderados y audaces. Jóvenes libres, que se preocupen por los demás, por la naturaleza y el medio ambiente, seguros de sí mismos, alegres y con ganas de vivir.
La oportunidad de compartir con tanta gente maravillosa el compromiso de continuar trabajando en pro de la niñez es maravillosa. Seres humanos que valoran el camino que va abriendo Villa Per Se y desean continuar con este trabajo. Hemos prometido estar en contacto permanente y realizar actividades donde niños de diferentes países se encuentren y puedan conversar sobre sus sueños e intereses. Las maestras y maestros continuaremos intercambiando materiales educativos, ideas y recursos que enriquezcan nuestra práctica docente. De más está decirles que los esperamos en Villas Per Se para aplicar lo trabajado.
Con este primer contacto siento que el mundo se va haciendo más cercano, tejemos puentes y abrimos caminos de esperanza y aliento en pro de una mejor educación. Somos muchos los que apostamos por el mañana y queremos trabajar por el cambio. En este viaje comprendí que estamos por buen camino y que no estamos solos.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Proceso de Lectoescritura y Recomendaciones para Reforzar Aprendizajes

Muchos padres nos preguntan: ¿Cómo aprendemos lectoescritura y matemáticas?

La respuesta es, de la misma forma en que aprendemos todo en Villa Per Se, mediante interesantes proyectos y con una estructura que no se nota por ser muy divertida. Cada semana damos énfasis a diferentes temas y objetivos. Allí integramos las áreas de aprendizaje. Partimos del SENTIR, generalmente con una historia donde se presentan problemas que los alumnos ayudan a resolver, allí se ponen en el lugar del otro, buscan alternativas de solución, experimentan diferentes emociones, etc. Luego viene el HACER, donde se pone a prueba su imaginación, iniciativa, proactividad, y elaboran un producto. Finalmente está el PENSAR donde los aprendices recuerdan el proceso desde el inicio, ¿qué hicieron? ¿Cómo lo hicieron? Evalúan si funcionó, para qué sirvió, qué salió bien, qué pueden mejorar, lo cual, sería la “meta cognición” y que ASIRI denomina “ingeniería inversa”.

¿Cómo es la lectoescritura?

Basándonos en un enfoque constructivista, la primera palabra que los niños escriben es su nombre, nada más cercano a ellos mismos, conocen las letras de su propio nombre y poco a poco conocen cómo se escriben los nombres de sus compañeros y los nombres de sus padres. Consideramos que si no hay emoción, no habrá aprendizaje. Por este motivo, en Villa Per Se no tenemos reglas para presentar las letras. Imagínense si una niña se llamara Zaida o Zoe, lo que tendría que esperar para que su nombre pudiera ser escrito y reconocido por sus amigos si tuviéramos que respetar un orden particular.

En lo que ponemos especial atención es en el trazo correcto de número y letras. Lo hacemos desde pequeños para evitar fijar malos patrones. Lo mismo que con el correcto uso de las herramientas como tijeras, lápices, plumones, etc. El trazo es siempre de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha.

Otra pregunta que hacen los padres es ¿Cómo puedo ayudar desde casa?

Aquí les dejamos algunos consejos, sobre todo ahora que entran de vacaciones:

Leer cuentos a sus hijos antes de dormir es un hábito maravilloso que tendrá efectos importantes en los pequeños ya que aumenta su vocabulario, comprensión y atención, entre otros beneficios de relación padre-hijo.

Jugar en el carro juegos como: Ha llegado un barco cargado de…frutas. (Colores, animales, etc.)

Jugar Veo – Veo en la calle, en la casa, en el carro y describes algo que estás mirando nombrando el color, la forma, el uso, el sonido, etc.

Hacer adivinanzas, inventar rimas divertidas usando sus nombres o inventar palabras graciosas y largas o cortas.

Ha llegado un barco cargado de palabras que empiezan con el sonido: ma, pa, la, vocales, etc.)

Cantar muchas canciones, repetir trabalenguas, memorizar rimas, poesías y otros es también muy útil.

Los  juegos de mesa con dados y tableros: dominó, ludo, tres en raya, escaleras y serpientes, etc. Son una ayuda increíble para las matemáticas, ya que cuentan y suman pero también sirve para respetar turnos y tolerar la frustración.

Otros juegos recomendados para reunir a la familia son: cartas, casino, UNO, Twister, charadas, Pictionary, Clue, Monopoly, Cranium, etc.

Salir al parque, correr, saltar, patear pelotas, lanzar y agarrar pelotas en el aire, trepar árboles, chapadas, escondidas, cucurucho, soplar burbujas, jugar con globos.

Observar animales y describirlos, inventar adivinanzas sobre ellos.

Preparar masas, sándwiches, jugos en la cocina.

Experimentar usando todos los sentidos con diferentes texturas.

Poner la mesa: si somos 4. ¿Cuántos vasos necesitamos? ¿Cuántos individuales? Etc.

Doblar las servilletas en triángulos, servir el refresco en los vasos, rayar la zanahoria, pelar arvejitas, pelar huevos duros, mandarinas, plátanos, ayudan a desarrollar la motricidad fina.

Si una pizza tiene 8 pedazos y somos 4. ¿Cuánto le toca a cada uno? (matemáticas)

Si tenemos 2 manzanas y somos 4 en la mesa. ¿Qué podemos hacer? (matemáticas)

Describir una foto familiar, un cuadro (comunicación, desarrollo del lenguaje)

Contar un cuento, inventar un cuento, recordar una película (organización del pensamiento, secuencia, orden, etc.)

La vida cotidiana es un continuo aprendizaje, el tiempo que pasas con tus hijos es muy importante pues de esa interacción salen mil preguntas y experiencias. Date un tiempo para escucharlo y conversar. Presta atención y verás que cada día surgen nuevos retos.

En Villa Per Se los niños y niñas juegan todo el día, por eso son felices, pues el juego es  para nosotros la mejor oportunidad de aprendizaje. Estas actividades, llevadas con mucha creatividad, de la mano del Diseño Curricular Nacional del Ministerio de Educación, hacen que el aprendizaje sea divertido y, por lo tanto, grabado en sus mentes…para no irse nunca.

Muchos padres nos preguntan: ¿Cómo aprendemos lectoescritura y matemáticas?

La respuesta es, de la misma forma en que aprendemos todo en Villa Per Se, mediante interesantes proyectos y con una estructura que no se nota por ser muy divertida. Cada semana damos énfasis a diferentes temas y objetivos. Allí integramos las áreas de aprendizaje. Partimos del SENTIR, generalmente con una historia donde se presentan problemas que los alumnos ayudan a resolver, allí se ponen en el lugar del otro, buscan alternativas de solución, experimentan diferentes emociones, etc. Luego viene el HACER, donde se pone a prueba su imaginación, iniciativa, proactividad, y elaboran un producto. Finalmente está el PENSAR donde los aprendices recuerdan el proceso desde el inicio, ¿qué hicieron? ¿Cómo lo hicieron? Evalúan si funcionó, para qué sirvió, qué salió bien, qué pueden mejorar, lo cual, sería la “meta cognición” y que ASIRI denomina “ingeniería inversa”.

¿Cómo es la lectoescritura?

Basándonos en un enfoque constructivista, la primera palabra que los niños escriben es su nombre, nada más cercano a ellos mismos, conocen las letras de su propio nombre y poco a poco conocen cómo se escriben los nombres de sus compañeros y los nombres de sus padres. Consideramos que si no hay emoción, no habrá aprendizaje. Por este motivo, en Villa Per Se no tenemos reglas para presentar las letras. Imagínense si una niña se llamara Zaida o Zoe, lo que tendría que esperar para que su nombre pudiera ser escrito y reconocido por sus amigos si tuviéramos que respetar un orden particular.

En lo que ponemos especial atención es en el trazo correcto de número y letras. Lo hacemos desde pequeños para evitar fijar malos patrones. Lo mismo que con el correcto uso de las herramientas como tijeras, lápices, plumones, etc. El trazo es siempre de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha.

Otra pregunta que hacen los padres es ¿Cómo puedo ayudar desde casa?

Aquí les dejamos algunos consejos, sobre todo ahora que entran de vacaciones:

Leer cuentos a sus hijos antes de dormir es un hábito maravilloso que tendrá efectos importantes en los pequeños ya que aumenta su vocabulario, comprensión y atención, entre otros beneficios de relación padre-hijo.

Jugar en el carro juegos como: Ha llegado un barco cargado de…frutas. (Colores, animales, etc.)

Jugar Veo – Veo en la calle, en la casa, en el carro y describes algo que estás mirando nombrando el color, la forma, el uso, el sonido, etc.

Hacer adivinanzas, inventar rimas divertidas usando sus nombres o inventar palabras graciosas y largas o cortas.

Ha llegado un barco cargado de palabras que empiezan con el sonido: ma, pa, la, vocales, etc.)

Cantar muchas canciones, repetir trabalenguas, memorizar rimas, poesías y otros es también muy útil.

Los  juegos de mesa con dados y tableros: dominó, ludo, tres en raya, escaleras y serpientes, etc. Son una ayuda increíble para las matemáticas, ya que cuentan y suman pero también sirve para respetar turnos y tolerar la frustración.

Otros juegos recomendados para reunir a la familia son: cartas, casino, UNO, Twister, charadas, Pictionary, Clue, Monopoly, Cranium, etc.

Salir al parque, correr, saltar, patear pelotas, lanzar y agarrar pelotas en el aire, trepar árboles, chapadas, escondidas, cucurucho, soplar burbujas, jugar con globos.

Observar animales y describirlos, inventar adivinanzas sobre ellos.

Preparar masas, sándwiches, jugos en la cocina.

Experimentar usando todos los sentidos con diferentes texturas.

Poner la mesa: si somos 4. ¿Cuántos vasos necesitamos? ¿Cuántos individuales? Etc.

Doblar las servilletas en triángulos, servir el refresco en los vasos, rayar la zanahoria, pelar arvejitas, pelar huevos duros, mandarinas, plátanos, ayudan a desarrollar la motricidad fina.

Si una pizza tiene 8 pedazos y somos 4. ¿Cuánto le toca a cada uno? (matemáticas)

Si tenemos 2 manzanas y somos 4 en la mesa. ¿Qué podemos hacer? (matemáticas)

Describir una foto familiar, un cuadro (comunicación, desarrollo del lenguaje)

Contar un cuento, inventar un cuento, recordar una película (organización del pensamiento, secuencia, orden, etc.)

La vida cotidiana es un continuo aprendizaje, el tiempo que pasas con tus hijos es muy importante pues de esa interacción salen mil preguntas y experiencias. Date un tiempo para escucharlo y conversar. Presta atención y verás que cada día surgen nuevos retos.

En Villa Per Se los niños y niñas juegan todo el día, por eso son felices, pues el juego es  para nosotros la mejor oportunidad de aprendizaje. Estas actividades, llevadas con mucha creatividad, de la mano del Diseño Curricular Nacional del Ministerio de Educación, hacen que el aprendizaje sea divertido y, por lo tanto, grabado en sus mentes…para no irse nunca.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Nuestro Primer Campamento

Miércoles 22 de Junio 2016, empieza la aventura, los niños llegan emocionados cargados de mochilas, despidiéndose de sus papás y mamás. Por otro lado, veo la cara de los padres más nerviosos y hasta con lágrimas en los ojos, quizá pensando que no lo van a poder hacer, prediciendo que van a querer que los recojan apenas lleguen. Felizmente todos esos pensamientos estaban errados, ha sido una experiencia maravillosa, llena de aprendizaje, amor, crecimiento, estrechando lazos que van a durar mucho tiempo.

Las actividades estaban perfectamente programadas y cronometradas…en el camino me voy dando cuenta de que el objetivo del paseo no se remite solo a eso, hay que SENTIR, hay que dar tiempo a disfrutar de cada vivencia, no hay por qué apurarnos, no hay por qué hacerlo todo, si los niños desean más tiempo para explorar en la ribera del río, pues, dejémosles. Me pregunto cuántos de ellos han visitado antes un lugar como éste, cuántos viven en departamentos y se lavan las manos cada vez que se ensucian, cuántos de ellos nunca antes observaron piedras, ramas, bichos, tantas cosas como lo están haciendo en este momento. Quiero guardar este paisaje en mi retina para siempre, escucho a los niños conversando tan felices de temas científicos como ¿Por qué ese sapo es blanco? ¿De dónde salió este hueso? ¿Por qué estas piedras son más lisas? ¿Por qué hay algas al fondo del agua? ¿Ese es un pez o un renacuajo? Todos se ayudan a cruzar de un lado al otro, bajan sentados un camino empinado, los más intrépidos van adelante, los demás los siguen. Caminan usando palos a manera de bastón, luego los usan como cañas de pescar, los comparan, ¿Cuál es más largo?

Les toca tomar decisiones, qué desean tomar de desayuno, cada uno se sirve, llevan sus platos, hay jugos de diferentes frutas, yogures, fruta fresca, ellos pelan sus plátanos, mandarinas, sus huevos duros, repiten la comida que más les gustó, prueban sabores diferentes sin ninguna presión.

Para muchos es la primera vez que se bañan solos, son responsables de cuidar su ropa, de ver si está sucia o limpia. Elijen cómo se van a vestir cada día. Combinan como les provoca y todo se ve bien, hay muchos colores, se nota alegría, orgullo de estar creciendo.

En la noche hay fogata, marshmellows y hasta el esperado cuento de terror, los más grandes dicen que ese cuento da más pena que miedo, otros gritan y corren con esa mezcla de curiosidad y temor, nos vamos a la cama exhaustos riendo felices contando las anécdotas del día hasta quedar dormidos, las voces se van apagando hasta llegar al silencio total.

Segundo día, caminata a las ruinas, en fila los exploradores caminan curiosos al descubrir que en ese lugar hace muchos años vivieron “los antiguos peruanos” como hemos decidido llamarlos. Ven las paredes hechas de barro de la misma manera que ellos hacen en su taller de “Masonry” con Edu y Fiorella; encuentran huesos, pedazos de cerámica, piedras, ramas y empiezan las teorías ¿De dónde viene esto? ¿Qué pasó con la gente que vivió aquí? Se murieron, dice un niño, pelearon guerras y los mataron, dice otro. Los incas sólo vivieron en Cuzco, dice una niña, ¡NO! Vivieron por todo el Perú, ¿verdad? La maestra les devuelve la pregunta, ¿tú qué crees? Es maravillosos escuchar a cada uno con sus hipótesis y teorías tratando de explicar qué sucedió. Es lindo que algunos usen su imaginación para inventar, otros partan de lo que les contaron sus padres, otros complementan sus ideas, se hablan con respeto, todo vale, así continúan aprendiendo, así van hilando un conocimiento con el siguiente. Estar en las ruinas, es algo poderoso, no las están viendo en la computadora, son parte de la historia, es emocionante, es vivenciar y transportarte al pasado de forma mágica.

Esta noche es todo un reto, hay más cansancio, más aventuras, empiezan a manifestar que extrañan a su mamá, a su papá y demás familiares, algún niño llora, entonces empieza una cadena de empatía, niños preocupados por sus amigos, abrazos, frases de cariño, consejos, se cuidan, se quieren, este es el momento en el que se ve la preocupación de unos por otros, se sienten parte de una tribu, se protegen, se calman, surge un vínculo fuerte de amistad, se sienten mejor, se calman unos a otros. Las maestras contienen, están presentes pero son los niños y niñas quienes resuelven y son protagonistas de esta situación tan íntima que quedará impresa en sus corazones y en los nuestros también.

Último día, ya se sienten dueños del lugar, corren y juegan desde muy temprano, todos se han bañado…o casi todos, están en el saltarín muy emocionados, ya empacaron y ordenaron, han tendido sus camas y revisaron el cuarto, todo está perfecto. ¡Lo han logrado! Dos noches fuera de casa. Los veo más grandes, han crecido tanto, se siente en el ambiente, los veo más unidos, luego de esta experiencia, son familia. Se dan cuenta si falta uno antes que las maestras, buscan a todos, se reúnen, entran al comedor para el desayuno. Las caras son de tranquilidad, de felicidad, saben que pueden hacer muchas cosas sin ayuda. Son campeones, están listos para volver a casa a contar a sus padres todo lo vivido. Una gran experiencia, debemos confesar que también teníamos miedo pero todos lo hemos logrado. Estamos listos para la siguiente aventura.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ramadán

Este mes de junio es el mes de ayuno islámico. Para los musulmanes se trata de un momento muy especial del año, hay quien lo explica como si fuera una Navidad que dura un mes. Cada noche, al ocultarse el sol, se rompe el ayuno y, cada ruptura (se le suele llamar ‘iftar’), vendría a ser una especie de Nochebuena. Las familias se juntan, los amigos se llaman y se felicitan. Es un ambiente festivo porque el Ramadán brinda a los creyentes una oportunidad única de reforzar su relación con Dios –Allah [que es como se refieren a Dios los musulmanes] y a la vez se estrechan los lazos comunitarios. Cada noche, tras la última de las cinco oraciones diarias -el ayuno se rompe tras la cuarta– hay un rezo especial y las mezquitas se llenan. Es un momento importante para los musulmanes. Decir ‘Feliz Ramadán’, ‘Ramadán Mubarak’ o ’Ramadán Kareem’, por ejemplo, es un bonito gesto para con ellos. Los musulmanes tienen la firme voluntad de ayunar y lo hacen convencidos de los beneficios que les reporta. El ayuno es no comer ni beber desde que sale hasta que se oculta el sol. Quienes quieran tener un detalle con un musulmán en estas fechas, regalar unos dátiles o algún dulce (que no lleve manteca de cerdo) es una buena idea.

Pero ¿por qué ayunan todo un mes? En resumidas cuentas es uno de los cinco pilares del islam, es decir, una obligación para los musulmanes. En este noveno mes del calendario lunar, que rige el calendario islámico y, por ello, la fecha cambia cada año, el Corán fue revelado al Profeta Mahoma, como una Guía para alcanzar el éxito en esta vida y en la otra. A quienes ayunan con sinceridad les son perdonadas las faltas, además de que en este mes todas las buenas obras tienen una mayor recompensa. Es un momento de recarga espiritual y de estrechar los lazos y saldar rencillas con la familia y la comunidad. Además, los musulmanes creen que el ayuno les reporta beneficios físicos y les ayuda a conectarse con los que menos tienen y ser así más generosos, entre otras cosas.

Los otros cuatro pilares son: la profesión de fe, es decir, creer de corazón en que Allah es uno y único y que Mahoma es su Profeta; el rezo, que se hace cinco veces al día a diferentes horas que cambian con el movimiento del sol; el pago de la limosna anual, cuyo valor corresponde a un porcentaje concreto de los ahorros de cada musulmán, y la peregrinación a La Meca, si se dispone de salud y medios. A pesar del ayuno y de las dificultades que entraña, los musulmanes suelen mantener sus obligaciones cotidianas. El mundo no se para. Como muestra de respeto y solidaridad, otras iglesias suelen acudir a actividades diversas en mezquitas, iglesias y sinagogas para mostrar que “es posible ser alguien con valores occidentales y liberales y a la vez ser musulmán”.

La mejor manera de entender las creencias de otros es, asegura, compartiendo experiencias. El Islam es una religión de paz y amor, como todas, y los chicos de Villa Per Se así lo aprendieron durante este mes.

¡Feliz Ramadán!

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mi Experiencia con ASIRI

Janice 4

En el año 2014 fui invitada a participar de unas capacitaciones sobre la pedagogía ASIRI. Me animé a asistir movida por el deseo de explorar diferentes e innovadoras formas de educar ya que estaba acostumbrada por más de 20 años a trabajar con niños de la misma manera. Poco a poco me fui involucrando con una metodología que me parece fascinante, aproximar a los niños con el conocimiento partiendo del SENTIR, HACER y PENSAR es para mí ahora la más adecuada dinámica de trabajo. Tener la suerte de conocer a Ivette y a su equipo de gente, es una oportunidad maravillosa. Son personas que creen en el cambio y basan su trabajo en el respeto por el niño, sus necesidades e intereses. Es un trabajo serio que demanda mucha observación e interacción. Es un sistema que acoge y valora las individualidades de todos los niños inclusive a aquéllos  que quizás no encajen en una escuela tradicional, pero con el método ASIRI descubrimos  que todos tienen mucho que aportar y enseñarnos.

Durante los meses de formación teórica y práctica, trataba de aplicar en mi centro de trabajo todo lo que iba aprendiendo en la capacitación, así fue que mis niños me pedían hacer ejercicios de Brain Gym, respiración y Yoga al iniciar la jornada diaria, me esforzaba por crear historias originales, hacer rituales y de incluir actividades de movimiento en mis horas de clase, sin dejar de mencionar los mandalas que ayudaron a mis estudiantes a iniciar las actividades con mejor disposición, más  calmados y concentrados. Los resultados eran evidentes: niños y niñas más felices, involucrados totalmente, aportando ideas sin miedo, enseñándose y aprendiendo unos de otros y trabajando en comunidad. Una clase activa donde yo pasé a ser una observadora, guía y acompañante.

El año pasado (2015) tuve la suerte de trabajar en un nuevo colegio donde podía aplicar esta metodología y usar los manuales de ASIRI. En Villa Per SE debía trabajar utilizando los oficios que se proponían para cada proyecto y tener presente siempre el orden de SENTIR, HACER y PENSAR. Si bien al inicio fue difícil organizarme y necesité romper mis esquemas, explorar y experimentar actividades que antes no realizaba o evadía, poco a poco me fui sintiendo más cómoda y feliz con los resultados que iba obteniendo. Por ejemplo, planear una semana donde el tema eran las mascotas y ASIRI proponía el oficio de Astrónomo y Carpintero fue todo un reto. Investigando con mis chicos descubrimos juntos que había muchas constelaciones de animales; luego planeamos una visita al Planetario y así el proyecto fue tomando forma. Finalmente en carpintería hicieron constelaciones de su animal favorito con clavos y martillos sobre una madera que luego unieron con lanas. Aprendieron también el cuidado de las mascotas y las diferencias entre los animales domésticos y salvajes. También aprendieron a hacer posturas de yoga basadas en animales. Eso es ASIRI para mí, un universo por descubrir solo con un poco de entusiasmo y ganas de trabajar de manera diferente, confiando más en nuestros estudiantes.

Este año mi misión ya no está en hacerme cargo de un grupo de niños y niñas sino en acompañar a las maestras a trabajar en base a los proyectos que ASIRI propone. Es difícil romper esquemas y apostar por algo diferente, salir de nuestra zona cómoda para abrir nuevas puertas, pero es importante alentar a los maestros y maestras a trabajar siempre buscando el beneficio de sus estudiantes. El hecho de contar con el proceso de SENTIR, HACER Y PENSAR como marco teórico, le da al maestro una estructura que asegura al momento de planificar las actividades, un resultado de experiencia y aprendizaje activo y personalizado; así mismo, logra que un profesor nuevo se adapte fácilmente al sistema. Vemos finalmente niños y niñas que están aprendiendo a disfrutar del proceso de aprendizaje, en contacto con sus emociones, trabajando con placer y alegría y, por consiguiente, logrando un aprendizaje real que perdura en ellos toda la vida. Yo lo hice y debo decir que es una experiencia muy gratificante y posible.

Gracias Ivette! Gracias  ASIRI!

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La chacra que se convirtió en nube

chacra

Gabriela Mistral-Desolación

Era una chacra pequeña toda pútrida. Cuanto cayó en ella se hizo impura: las hojas de los árboles próximos, las plumillas de un nido, hasta los gusanos del fondo, más negros que los de otras pozas. En los bordes ni una brizna verde.

El árbol vecino y unas grandes piedras la rodeaban de tal modo, que el sol no la miró nunca, ni ella supo de él en su vida.

Más un buen día, como levantaban una fábrica en los alrededores, vinieron obreros en busca de las grandes piedras. Fue esto en un crepúsculo. Al día siguiente, el primer rayo de sol cayó sobre la copa del árbol y se deslizó hacia la chacra.

Hundió el rayo en ella su dedo de oro y el agua negra como un betún, se aclaró, fue rosada, fue violeta, tuvo todos los colores: “un arcoíris maravilloso”.

Primero un asombro, casi un estupor al traspasarla la flecha luminosa, luego, un placer desconocido, mirándose transfigurada, después, el éxtasis, la callada adoración de la presencia divina descendida hacia ella.

Los animalitos del fondo se habían enloquecido en un principio por el trastorno de su morada; ahora estaban quietos, perfectamente sumidos en la contemplación de la placa áurea que tenía por cielo.

Así la mañana, el medio día, la tarde. El árbol vecino, el nido del árbol, el dueño del nido, sintieron el estremecimiento de aquel acto de redención que se realizaba junto a ellos, la fisionomía gloriosa de la chacra les antojaba una cosa insólita.

Y al descender el sol, vieron una cosa más insólita aún. La caricia cálida fue durante todo el día absorbiendo el agua impura insensiblemente. Con el último rayo subió la última gota. El hueco gredoso quedó abierto, como la órbita de un gran ojo vaciado.

Cuando el árbol y el pájaro vieron correr por el cielo una nube flexible algodonosa, nunca hubiera creído que esa gala del aire fuera su camarada la chacra de vientre impuro. Para las demás chacras de aquí abajo ¿no hay obreros providenciales que quiten tan grandes piedras?

Convirtamos nuestras escuelas en lugares de resiliencia para los alumnos. No podemos quedarnos viendo solo lo que está encima y dañado. Es nuestra misión sacar con amor cada una de las piedras y limpiar cada chacra. Los maestros estamos llamados a ayudar a nuestros alumnos a descubrir y sacar al exterior lo mejor de cada uno de ellos. Conócelos, acompáñalos, aliéntalos, ayúdalos a identificar sus talentos. Que sepa que es valioso, único y especial, que sepa que te importa. Dale afecto y confianza, herramientas para solucionar sus problemas. Que vea la  vida con humor.

Un maestro resiliente formará alumnos resilientes. Debemos hacernos presentes en este proceso que implica crecer feliz. Aprende a mirar al niño desde lo que puede hacer; no te quedes en lo que le falta, no los etiquetes ni les pongas un techo a sus posibilidades. Estoy profundamente convencida que debajo de esas piedras siempre puedes encontrar algo bello, no esperemos que su chacra se limpie por casualidad, solo es cuestión de escarbar un poquito y no rendirse fácilmente.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn